Universidad
Politécnica de Madrid

Un verano investigando en el MIT

Analizar el impacto de rayos en aeronaves, aplicar la inteligencia colectiva para afrontar el cambio climático o avanzar en la detección de la neutropenia severa en pacientes de quimioterapia, son algunos de los proyectos que varios estudiantes de la UPM han llevado a cabo en una de las universidades tecnológicas más punteras del mundo.

22.10.2018

El Massachusetts Institute of Technology (MIT) abre sus puertas a los estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid. Elena, Andrés, Hengxuan, Miguel, Javier, Jorge, Guadalupe y Juan son algunos de los estudiantes de la UPM que han tenido la oportunidad de completar su formación e investigar en uno de los centros académicos y tecnológicos más prestigiosos del mundo, el MIT.

Todos ellos se benefician de un intercambio internacional que les facilita la UPM, gracias a un programa de becas para estancias cortas de investigación dirigido a estudiantes de máster y de último curso de grado. Una oportunidad para que los estudiantes de la Politécnica se puedan involucrar en proyectos de investigación en ejecución del MIT.

Ejemplo de ello es Andrés Arrieta, estudiante del Máster en Ingeniería Aeronáutica de la UPM, que ha formado parte del Laboratorio de Propulsión Espacial (SPL) del MIT. En concreto, ha participado en un proyecto sobre impacto de rayos en aeronaves, cuyo objetivo final es reducir la necesidad de ensayos a través de modelos analíticos y numéricos de la interacción rayo-avión. Su trabajo, explica, “ha consistido en la validación experimental del modelo físico-matemático desarrollado por el equipo en descargas eléctricas de tipo Glow Corona”.

Por su parte, Miguel Gamallo (Máster Universitario en Ingeniería de Telecomunicación- ETSIT), Javier Antón (Máster Universitario en Ingeniería Industrial – ETSII- y Grado en Fundamentos de la Arquitectura – ETSAM) y Jorge Cañada (Máster Universitario en Ingeniería Industrial – ETSII) han formado parte del equipo del Climate CoLab, un proyecto del MIT Center for Collective Intelligence, dirigido por el profesor Thomas W. Malone. El Climate CoLab, explican, es una plataforma web Open Source desarrollada con el objetivo de aprovechar la inteligencia colectiva de miles de personas, a través de proyectos cooperativos, para afrontar problemas complejos relacionados con el cambio climático. Se inspira en sistemas como la Wikipedia o Linux para la creación de soluciones colaborativas.

Estos estudiantes de la Politécnica también han estado trabajando en un proyecto de colaboración entre el MIT y la UPM para la creación de una plataforma de inteligencia colectiva aplicada a contextos urbanos en la ciudad de Madrid.

Tecnología puntera para avances médicos y el desarrollo de la banda 5G

Alumno del Grado en Ingeniería de Tecnologías y Servicios de Telecomunicación, Hengxuan Ying ha formado parte del Leuko Labs, dirigido por Carlos Castro-González y Martha Gray, y dependiente del Research Laboratory of Electronics (RLE) del MIT.

El Leuko Labs pretende desarrollar un método no invasivo para detectar casos de neutropenia severa (número extremadamente bajo de glóbulos blancos en la sangre) en pacientes de quimioterapia, debido a la alta probabilidad de que estas personas puedan sufrirlo. Los test convencionales sólo se pueden realizar en ambientes estériles de los hospitales y, por tanto, no se puede saber el nivel de glóbulos blancos cuando el paciente está fuera del hospital y si hay una reducción severa, puede suponer un grave peligro para la vida del paciente. El trabajo de Hengxuan consiste en analizar datos anonimizadas de vídeos in-vivo de microscopía de los capilares de los dedos para determinar la precisión y repetibilidad del método.

Juan Ferrero está cursando el Máster Universitario en Ingeniería de Telecomunicación, y este verano ha trabajado en el laboratorio MTL (Microsystems Technology Laboratories) en el departamento EECS (Electronical Engineering and Computer Science), en el grupo de Tomás Palacios, antiguo alumno de la UPM. Su objetivo se focaliza en los dispositivos electrónicos avanzados basados en nuevos semiconductores, especialmente aquellos basados en Nitruro de Galio (GaN) y Grafeno con diferentes aplicaciones: Electrónica de alta frecuencia (>300 GHz), electrónica de alto voltaje (600V – 10kV) para su conversión a potencia, futura electrónica digital y generación de nuevos conceptos para aplicarlos a biosensores y dispositivos de distribución de la energía.

“Mi proyecto, describe Juan, es el análisis de la linealidad en la banda de 5G (5º Generación de comunicaciones móviles) de los nuevos amplificadores generados por el grupo mediante análisis armónico en las frecuencias de trabajo de dichos transistores, mejorando dicha linealidad, cambiando los parámetros físicos y la geometría interna de dicho amplificador”.

De la UPM al MIT

Arquitecta por la UPM, Guadalupe Babio se ha incorporado como research assitant al grupo de City Science del MIT Media Lab dirigido por Kent Larson, desarrollando su investigación en la temática de City Scope.

Por último, Elena Botica, alumna de cuarto curso del Grado de Ingeniería de Materiales en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, ha formado parte del laboratorio LEI (Laboratory for Electrochemical Interfaces), dirigido por la profesora Bilge Yildiz en el departamento Nuclear Science and Engineering (NSE) del MIT. El objetivo principal del grupo es el estudio de nuevos sistemas de materiales para la siguiente generación de dispositivos para el análisis de la información.

“Mi trabajo, resume Elena, se basa en la obtención y caracterización de recubrimientos de óxido de alúmina como barrera de protones para tuberías de hidrógeno, elemento necesario para los reactores nucleares de fusión”.